Pablo Vanegas, rector de la Universidad de Cuenca “La U. tiene 39 asuntos clave que tratar”

591

Pablo Vanegas detalla los proyectos en marcha y dificultades que ha enfrentado, cuando está cerca de cumplir dos años en su gestión. LCC

– Señor rector, el nuevo ciclo académico empieza, ¿cómo se cumple el proceso de matrículas?
Sí, el lunes 12 empiezan las clases, las matrículas se están desarrollando normalmente. Hay esfuerzo para matricular a los estudiantes vía internet. La gran mayoría de facultades tiene este proceso pero hay unas dificultades. Hemos tenido que depurar la información de las facultades y carreras, lo que tiene diferentes niveles de complejidad. En algunas facultades ha sido más complejo.

– ¿Han fallado los sistemas?
No pasa por los sistemas. Es la información. Teníamos en las carreras estudiantes que se cambiaban de mallas curriculares, existían carreras donde estaban vigentes dos, tres y hasta cuatro mallas, (tablas organizadas de las materias de estudio, por ciclos). El proceso de depuración consiste en unificar esas mallas, en hacer que la mayoría de estudiantes de una carrera estén únicamente en una malla.

– ¿Química, por ejemplo?
Química es una de las facultades que todavía no ha concluido su proceso de depuración y no ha iniciado la matriculación por internet. Otra de las áreas en que tenemos problemas es Inglés, pero se está depurando para que todos puedan matricularse en línea como se ha hecho en Ingeniería (…) Para los que buscan un examen de suficiencia no necesariamente deben coincidir estos con el inicio de un ciclo, los estudiantes pueden programarlos a lo largo de su carrera y esos niveles no tendrán que ser cursados.

– ¿Qué pasó con la decana de Química que renunció al cargo?
No me voy a pronunciar en eso. Solo es potestad como rector iniciar el proceso de designación de decanos pero no hay una crisis de decanos. Solo seré enfático que estamos promoviendo cambios profundos.

– ¿Admite el disenso en los consejos?
Absolutamente. Lamentablemente hay sectores que quieren generar el caos y creen que debe haber disensos constantes en la universidad… Los disensos son buenos, forman parte de la vida universitaria pero no puedo poner en riesgo la propuesta de campaña. Esto no tiene nada que ver con la señora decana de Ciencias Químicas. Sin embargo, me extraña que los medios no pregunten sobre 39 asuntos claves en la universidad, los que están tratando comisiones, en las que no me he involucrado, para que la gente discuta.

– ¿Y cuáles son estos asuntos?
Tener un Reglamento de evaluación para los estudiantes, no lo hay; movilidad interna: un alumno de ingeniería no puede seguir una asignatura en economía; necesitamos flexibilizar nuestras mallas académicas, muy rígidas, para una formación integral; determinar cómo organizar la investigación; la editorial universitaria; procedimientos para evaluar proyectos de investigación con financiamiento de la universidad; la autogestión y generación de empresas de base tecnológica.
Además, la mejora del emprendimiento e innovación; determinar qué carreras se prestan para dar formación dual…; cómo involucrarse en educación técnica y tecnológica: dar soporte a los institutos que dan estas carreras o tendría que impartirlas la universidad; cómo hacer que los bachilleres vengan mejor preparados y no pierdan los cursos; cómo integrar el grado y el postgrado y la investigación con el postgrado, hay un completo divorcio…

– ¿Y en cuanto a infraestructura?
Queremos tener un ecocampus en Balzay, donde los desechos tengan manejo sostenible y las emisiones controladas al máximo.
Aquí estamos avanzando en la construcción de cuatro edificios pero necesitamos construir las obras básicas, equipamiento, las vías que no están…

– ¿Para que no pase como en Yachay?
No va a pasar como Yachay. Yo recibo un campus donde me dejan contratos firmados, pero tuve que hacer todas las gestiones para conseguir financiamiento, inclusive generando deuda interna para la universidad para pagar los edificios de Balzay. Por ventaja este año, luego de dos años de gestiones, nos van a devolver el IVA, que representa 9 millones de dólares. Con eso vamos a solventar gastos. Vamos a entregar edificios construidos, estamos financiado la tecnología, la conectividad.

– ¿Y la situación de los docentes cómo está?
En 2016 recibí la Universidad. En 2013 había 947 profesores pero encontré 1.204 en 2016. Se incrementaron más de 250 profesores en tres años, se mantuvo el número de estudiantes (unos 14.000). No hemos dejado de pagar ningún beneficio a docentes ni detenido que suban en el escalafón. En 2013 se pagaba 33 millones de dólares en salarios y en 2016, 54 millones de dólares. Algo hemos tenido que hacer ante todo esto: hemos tenido que suspender concursos de oposición y méritos hasta que esos concursos estén bien justificados y no haya duplicación de recursos. Estas cosas las diremos en el informe de gestión. (AVB)-(I)