Presidente de indígenas del Amazonas lleva al sínodo la protesta en Ecuador

111
José Gregorio Díaz Mirabal, presidente de la Organización de Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA). Foto: Vaticano Noticias

El presidente de la Organización de Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), José Gregorio Díaz Mirabal, ha pedido al Sínodo del Amazonas que se celebra en el Vaticano la solidaridad con sus compañeros en Ecuador y denunciado las violaciones contra la naturaleza y los pueblos originarios.

Desde junio de 2018 Díaz Mirabal representa a los más de 400 pueblos de la Panamazonia y ha sido invitado al sínodo para representarlos.

Y mientras se encontraba participando en esta asamblea de obispos estallaron las protestas en Ecuador por el plan de austeridad que impulsa el Gobierno y que entre otras medidas incluye el aumento del precio de los combustibles.

“He pedido a los cardenales y obispos que elevaran una oración y unas palabras de solidaridad con los líderes del movimiento indígena en Ecuador”, explicó en una entrevista con Efe el presidente de la COICA, desde donde se convocó el paro contra las medidas del presidente Lenín Moreno.

Desde Roma, Díaz Mirabal afirmó que “los hermanos de Ecuador necesitan la solidaridad mundial para que se pare la violencia” y afirmó que “no se aceptará el diálogo hasta que no se detenga el estado de excepción” decretado por Lenín Moreno.

Y anunció “que organizaciones de Derechos Humanos están recogiendo material para hacer una denuncia por crímenes de lesa humanidad contra el Gobierno”.

Denunció que no habrá ninguna mesa de negociación hasta que no se levanten las medidas económicas impuestas y también pide que se “cumplan las promesas que el presidente Moreno realizó el año pasado” como “que no haya más concesiones petroleras y mineras en la Amazonía”, la detención del proyecto de “la hidroeléctrica en el río Piatúa” o la concesión a una petrolera para explotar las 124.00 hectáreas en el territorio del pueblo Waorani.

“Están acusando a los indígenas de bandidos, pero no se habla de cuáles son las exigencias de nuestros pueblos”, agregó el líder indígena que ha llevado estas reivindicaciones a la asamblea de los obispos.

“Esta lucha del pueblo indígena de Ecuador está ligada a la lucha que representamos en este sínodo: la ecología integral y la defensa de la Casa Común, que tiene que ser respetada”, subrayó.

“Tienen un papa muy valiente”, explicó que ha dicho durante estas reuniones, aunque pidió que esta reunión no quede en nada porque “estamos hablando de la extinción” del hombre.

“Este sínodo no puede ser solo para discutir si puede haber sacerdotes casados. Lo que está discutiendo aquí es el presente y el futuro de la humanidad ante las crisis de los partidos políticos y las ideologías, la iglesia esta llamando a una reflexión mundial”, señaló.

Reconoció que los indígenas que representa tuvieron muchas dudas en la participación en esta reunión, “por todo lo que en la Historia ha hecho la Iglesia a los indígenas” pero que al final vieron que “la propuesta de fondo del papa Francisco era la defensa de la vida y la naturaleza”.

“Por eso hemos venido, para que este sínodo tenga trascendencia no solo en la Iglesia sino en la humanidad”, aclaró.

Los indígenas presentes en el sínodo han llevado sus propuestas a la asamblea para que puedan ser incluidas en el documento final y entre ellas se incluyen “la protección del territorio de los pueblos indígena y la protección de las comunidades indígenas en aislamiento voluntario”, así como que se señalen “las injusticias que se cometen con la naturaleza”.

Díaz Mirabal añade que también esperan de la Iglesia el respeto de sus propias creencias indígenas y afirma que en ellos se ha creado “un buen dialogo”. EFE

ccg/jac

(vídeo)